DECLARACIÓN DEL CLUB DE LA CONSTITUCIÓN

En relación con la manifestación celebrada el día 11 de septiembre, que fue convocada por la llamada ‘Asamblea Nacional de Cataluña’  con el propósito de reivindicar un nuevo Estado en Europa, el CLUB DE LA CONSTITUCIÓN, Entidad y Foro de la sociedad civil cuyo objetivo primordial es concitar el respeto a la Constitución de 1978 y a su legítimo sistema de autogobierno, hace la siguiente
 
DECLARACIÓN:
 
PRIMERO.-  Respeta el derecho de todo ciudadano a ejercer su libertad de expresión y manifestación, pero también rechaza por injustificado e improcedente cualquier intento de secesión de cualquier territorio de España, un Estado democrático y de Derecho en el que están preservados no sólo los derechos y libertades individuales, sino también los diferentes derechos colectivos, lengua y cultura, de sus distintos pueblos.
 
SEGUNDO.- Considera un gravísimo error político poner en circulación políticas o consignas que conduzcan a posiciones independentistas. No es una posición razonable ni expresa armonía ni equilibrio en el normal juego democrático. Por el contrario, defender la secesión territorial de cualquier parte de España constituye una gravísima deslealtad con el legado de la Historia y con el magno pacto constitucional de 1978.
 
TERCERO.- Hace un llamamiento a los líderes y gobernantes catalanes para que no pierdan la sensatez y la cordura, recordándoles que si bien cualquier ciudadano en el ejercicio de sus libertades políticas puede poner en cuestión el orden establecido, esto no debería hacerse por parte de los gobernantes en un orden jurídico-político medianamente racional, puesto que deben su posición precisamente a ese orden. Además, La Constitución ampara el más generoso régimen de libertades para los individuos y los pueblos y la más amplia  descentralización político-administrativa, plasmada para Cataluña desde el Estatuto de Sau de 1979, y ampliada al máximo en 2006. Cataluña no está ni sometida ni sojuzgada.
 CUARTO.- Expresa su preocupación por los trágicos antecedentes que se desencadenaron en el próximo pasado, en la primera mitad del siglo XX, en cuyo tiempo la cuestión territorial fue una de las causas del gravísimo conflicto civil fatalmente ocurrido.
 
QUINTO.-  Los pueblos progresan en paz y en libertad. De ambos factores  goza Cataluña en el seno del Estado español bajo la protección del texto constitucional de 1978 y de la Monarquía parlamentaria. La ruptura con aquellos sitúa a Cataluña en un inquietante y desconocido escenario en el que no se le puede arrendar la ganancia.
 
SEXTO.- Hacemos también un llamamiento a los partidos políticos, a los sindicatos, organizaciones, colectivos y líderes de Cataluña, a conservar la prudencia y el aplomo, su ‘seny’, proverbial en el pueblo catalán. Con pretendidas reivindicaciones soberanistas, como la manifestación de la tarde del 11 de septiembre, Día de Catalunya, sólo se consigue un clima tenso y arriesgado, que impide caminar por la senda de la recuperación económico-financiera y alcanzar la prosperidad que requiere la ciudadanía.
 
En Granada, a 11 de Septiembre de 2012.

CLUB DE LA CONSTITUCIÓN.