ACUERDO POR LA DEFENSA DE GRANADA COMO CAPITAL DE LA JUSTICIA DE ANDALUCÍA DE LA SALA DE LO CIVIL Y PENAL DEL TSJA

Real Chancillería de Granada, sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

El pasado 25 de abril, la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), trasladó su decisión mayoritaria al Consejo General del Poder Judicial-CGPJ- para que las dos nuevas Secciones de Apelación Penal que conocerán de los recursos de apelación contra las sentencias dictadas en primera instancia por las Audiencias Provinciales, se “desplacen” a las ciudades de Sevilla y de Málaga. Granada, tal y como establece el Estatuto de Autonomía para Andalucía, es la capital judicial porque en ella tiene su sede el TSJ de la Comunidad Autónoma. Dicha denominación no es algo que deba quedarse en una mera declaración formal. Hay numerosos y brillantes antecedentes que avalan la relevancia jurídica de la ciudad de Granada a lo largo de la historia y el deseo del legislador estatutario de aprovechar esta incuestionable riqueza social. En ese sentido, este Club entiende, respetando las opiniones divergentes, que desplazar estas dos nuevas Secciones supone un grave error y casi un ataque frontal contra esa capitalidad; un agravio, en definitiva, que nuestra ciudadanía no puede permitir. Este Club no cuestiona la necesidad de creación de esos nuevos órganos judiciales, pero rechaza que se tengan que desplazar a otras capitales andaluzas, porque ello implica, a nuestro juicio, romper el consenso político adoptado en 1981 en el difícil equilibrio de poderes en el, siempre complejo, ámbito del territorio andaluz. No tiene el desplazamiento de las nuevas Secciones una justificación suficiente para la organización judicial. Más bien parece obedecer a un deseo equivocado de aproximar la Justicia a la ciudadanía, pero este acercamiento es obvio que se obtiene, en una sociedad avanzada, con mayor eficacia velando por fortalecer la imprescindible unidad de criterio que siempre debe regir la actividad jurisdiccional, máxime en materia penal. Por estas razones, muy sucintamente expuestas, el Club de la Constitución quiere trasladar a la opinión pública y a todas las instituciones implicadas, especialmente al Consejo General del Poder Judicial, su deseo de que se mantenga el criterio más racional y respetuoso con los valores constitucionales de mantener las nuevas Secciones de Apelación de la Sala de lo Civil y Penal en la ciudad de Granada como sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.
En Granada a 20 de mayo de 2017